9/6/16

Besos entre líneas, de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú

Besos entre líneas
de May R Ayamonte y Esmeralda Verdú


Emma es una joven cuya vida no es nada fácil. Cuando tenía seis años, su madre murió en un accidente de coche y su padre, al que tiene que cuidar los fines de semana, sufrió grandes secuelas físicas e intelectuales. Entre los estudios y sus responsabilidades familiares, Emma no tiene mucho tiempo para hacer lo propio de su edad. Pero por suerte hay algo que anima sus días: la literatura. Los libros, su blog y su nuevo canal de Youtube son su refugio, y mientras todas las personasde su entorno tienen vida social, Emma prefiere pasar las horas en la biblioteca.

Todo cambia cuando Eric, el chico que acaba de llegar al pueblo, entra en su vida. Eric es guapísimo y arrollador, pero también esconde muchos secretos y un pasado oscuro por el que tiene que cumplir condena haciendo trabajo comunitario.

¿Podrá Eric sacar a Emma de la burbuja en la que vive? ¿Por qué la relación con Eric es tan complicada y confusa?¿Por qué es tan hermético y enigmático? ¿Qué oculta?


Va a ser muy difícil hacer esta reseña, y no en vano lleva ya semanas en mis borradores. Siempre digo que empiezo con miedo cada vez que leo el libro de algún autor amigo, porque temo que la novela me vaya a gustarme. En esta ocasión, Besos entre líneas no me ha parecido tan horrible como decía todo el mundo, pero tengo que decir que podría haber sido muchísimo mejor.

Mi impresión general con esta novela es que le faltaba trabajo. Mucho trabajo. Y ojo, no digo que las autoras no se hayan esforzado, porque sé de primera mano que sí lo han hecho. Sé que se lo han currado muchísimo y que le han dedicado enormes esfuerzos a la novela. El problema es que hacía falta todavía más trabajo, y esa es una de las razones por las que el resultado final es más bien mediocre.

Quiero hacer una crítica también a Planeta. Sí, lógicamente son las autoras quienes han escrito Besos entre líneas, pero no podemos olvidar que es Planeta quien la ha publicado. Y como editorial, eran ellos quienes tenían la responsabilidad de decir que ese libro no estaba terminado todavía y de permitir que las autoras le dedicaran el tiempo necesario a pulirlo bien antes de publicarlo.

En cualquier caso, tengo que dejar claro que el libro no me ha parecido tan malo como decían por ahí. A mí me ha parecido un libro normalito: entretenido, para pasar el rato sin que aporte gran cosa, y ya. Como digo, es muy mejorable, sí, pero me encantaría saber si las críticas habrían sido tan feroces sin en vez de haberlo escrito May R Ayamonte y Esmeralda Verdú lo hubiera firmado algún desconocido. Hace ya tiempo que no puntúo las novelas que reseño en el blog, pero si tuviera que hacerlo quizá le daría un aprobado justito. No más, eso desde luego.

Lo que más me ha gustado sin duda es la parte bloguera/booktuber de la historia. Este blog nació en 2009, yo comencé a hacer vídeos en 2010 y abrí mi canal actual en 2013. Son muchos años ya dedicándome a esto, y poder ver plasmados en un libro esos sentimientos que hemos tenido todos al empezar, esa emoción al recibir comentarios y suscriptores ha sido algo muy bonito. Personalmente, he sonreído en más de una ocasión leyendo los pensamientos de Emma al respecto, su participación a la Blogger Lit Con, etc.

Lo que no me ha gustado ha sido absolutamente todo lo relativo a la relación de Emma y Eric, que me ha parecido tóxica y destructiva a más no poder. Son cosas que me han sorprendido, sobre todo teniendo en cuenta lo mucho que habla May del feminismo.

Eso sí, tengo que ser objetivo y señalar también que al final de la historia la misma Emma reconoce lo destructiva que era la relación y, además, da un importante mensaje sobre el consentimiento. Sin embargo, lo que nunca me parecerá bien es que un pasado trágico justifique el mal comportamiento por parte de Eric. Lo explica pero nunca lo justifica, y eso es muy importante señalarlo.

Y en fin, podría seguir hablando mucho sobre esta novela, pero mis habilidades reseñadoras están un poco oxidadas después de este periodo de sequía bloguera y de todos modos ya hice un vídeo que os dejo después, así que voy a ir terminando ya, que encima el calor no ayuda demasiado a pensar precisamente.

Como conclusión, diré Besos entre líneas no es una novela horrible, pero desde luego tampoco es una buena novela. Para mí se ha quedado justo en el centro, como decía, en un aprobado raspado. Es una novela entretenida, para leer sin pensar mucho y poco más. A continuación os dejo con mi opinión en vídeo, donde cuento algunas cosas que no he escrito aquí:



Lo mejor: El inicio booktuber de la protagonista.
Lo peor: Falta de trabajo en general, relación muy tóxica.
Te gustará si... buscas una historia entretenida para no pensar mucho.

12 comentarios :

  1. A mí me gustó... para pasar el rato está bien :)

    ResponderEliminar
  2. Leí tantas críticas negativas que lo pensaré... Gracias por la reseña ;)

    ResponderEliminar
  3. A mi no me gustó nada, la verdad. Creo que es probablemente el peor libro que lea este año, pero para gustos, colores :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Al principio tenía ganas de comprarlo, pero al ver tantas críticas negativas prefiero leerlo cuando lo suban en pdf. Aún así, me ha encantado tu reseña por la sinceridad que pones.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    La verdad es que no me llama para nada la atención esta historia, así que prefiero pasar.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. hola como estas? espero que bien te invito a que te pases por mi blog http://amantedeloslibros20.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  7. el admirador de la saga de Star Wars enfermo de cáncer que inició una campaña para poder ver Rogue One: Una historia de Star Wars antes de su estreno, falleció dos días después de ver el filme, según informa The Hollywood Reporter. Gracias a la campaña mundial #RogueOneWish, Disney y la productora LucasFilm, hicieron realidad el deseo del ilustrador de 36 años. El sábado pasado el director Gareth Edwards se encargó de que fuera un día especial para Hanvey y acudió al hospital para mostrarle la película. Dos días después falleció.“En nombre de Neil Hanvey, su esposa Andrea y su familia, queremos agradecer a todos quienes apoyaron la campaña #RogueOneWish”, publicó en Facebook el St. Michael’s Hospice, lugar donde este fan de la saga galáctica creada por George Lucas pasó sus últimos días.PlayUnmuteFullscreen“El director de ‘Rogue One’, Gareth Edwards, hizo todo lo posible para que el sábado pasado fuera un día especial para Neil. Él, su familia y todos en St. Michaels Hospice queremos agradecer a Disney, Lucasfilm y especialmente a Gareth Edwards”, agregaron.Hanvey sabía que probablemente no llegaría a estar vivo para el estreno el próximo día 16 de diciembre del filme protagonizado por Felicity Jones y Diego Luna.http://onlineconsulta.com/ Los médicos le aseguraron el pasado abril que le quedaban entre seis y ocho meses de vida.Tras comenzar la campaña, cientos de seguidores de la saga se sumaron a la iniciativa, que además fue apoyada por Mark Hamill, el actor que encarna a Luke Skywalker.

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.