23/7/12

De márketing, ovejas y gemelos escondidos

La verdad es que ni siquiera pensaba hablar de este tema. Hace casi un mes que tengo pensada la continuación de La sombra de Crepúsculo es alargada, y no iba a ir por este camino. Sin embargo, en vista de lo que está pasando últimamente no he podido resistirme, aunque, eso sí, en esta ocasión no me extenderé tanto. Al menos, eso espero.

En ese artículo ya hablaba de que las editoriales explotan al máximo un fenómeno literario una vez que lo encuentras. Pero en esta ocasión quiero ir más allá y hablar de las (a menudo absurdas) estrategias de márketing que utilizan las editoriales a la hora de vender sus libros, comparándolos con otros de temática parecida que han tenido éxito. Me explico:

"Imprescindible para los fans de Los Juegos del Hambre" - Corazón de fuego 
"Zombies de instituto para los fans de Crepúsculo" - Generación Dead
"El nuevo Harry Potter" - Oksa Pollock 
"Cazadores de Sombras crea un mundo en el que me encantaría vivir" - Stephenie Meyer sobre CdS, con su nombre bien grande en la portada 
"El libro favorito de Edward y Bella" - Cumbres borrascosas


No hace galta que siga, ¿no? Creo que el último caso ya resulta especialmente sangrante. Lo que pasa aquí es que hay editoriales que no saben qué hacer para vender, y por eso se intentan aprovechar de otros fenómenos literarios. Pasó con Harry Potter, pasó con Crepúsculo, pasó con Los Juegos del Hambre y seguirá pasando. ¿Por qué? Porque funciona. La gente sigue cayendo. Así de impresionables somos.

Ahora parece que la moda ahora son las novelas tipo Cincuenta sombras de Grey: porno para mamás según unos, erótica para otros, y porno a secas para la mayoría. Nadie conocía este libro, salvo los que habían leído el fanfic de donde salió. ¿Qué pasó? Que las editoriales de todo el mundo empezaron a venderlo como la novela de la que todos hablan. Surgieron cientos de artículos hablando del libro, de cómo algunos se escondían en el metro para leerlo, etc. etc. Y, por supuesto, la gente fue borreguilmente a comprarla. Si todos hablaban del libro, ellos no iban a ser menos. Un diez para el departamento de marketing de esas editoriales.

Ahora bien, parecía que lo de ese libro iba a ser un caso aislado. Pero hoy me encuentro con una sorpresa en twitter: al parecer, la editorial Espasa publicará en septiembre la novela que veis al lado. ¿Que cómo la promociona? Palabras textuales: La nueva novela erótica que está arrasando en EEUU. Pero, como ya sucedió con Cincuenta sombras hasta que empezaron a darle bombo, de arrasar, poco. Sus poco más de dos mil reseñas en Goodreads no se acercan siquiera a las cerca de treinta mil que tiene su predecesora... pero no pasa nada, porque la comparación ya está hecha y la gente caerá. Es inevitable. ¿Será el llamado porno para mamás el nuevo fenómeno literario?


Yo no quiero entrar a debatir si estas novelas son buenas o malas, o si el género es bueno o no, porque esa es otra cuestión. Pero me pregunto: ¿de verdad somos tan influenciables como lectores? ¿De verdad nos resulta tan sencillo caer como ovejas en las absurdas estrategias de márketing de muchas editoriales? Ahí lo dejo.

PD: como luego pasa lo que pasa, aclaro: no pretendo insultar a nadie con este artículo. Lo de las ovejas es una analogía, y, después de todo, yo también he sido oveja en alguna ocasión. En cuanto al porno para mamás, es la expresión que se utiliza en la mitad de artículos y reseñas sobre la novela.

34 comentarios :

  1. Pues yo prefiero seguir con las distopías, la verdad. Estos libros no son muy de mi estilo. Y, sí, es una pena, pero la mayoría de las veces las suelen colar...Aunque con lo de "la novela de la que todo el mundo habla" se pasaron un poco. Mientras seamos borregos felices xd

    ResponderEliminar
  2. Sí, de verdad somos tan fáciles de convencer. Yo estudié marketing y no me gusta nada caer en la trampa de cualquier departamento de marketing, pero creo que es inevitable. Por ejemplo con 50 sombras de Grey me pasó. Caí en la redes y la novela me entretuvo. Odié por encima de todo las similitudes con Crepúsculo (que en mi opinión las hay) y ahí fue donde para mi gusto la cagaron.

    En relación a poner: "El libro favorito de Edward y Bella" - Cumbres borrascosas, por ejemplo, creo que está bien para que personas que sólo leen Crepúsculo se adentren en otro tipo de lecturas. Sé que las editoriales no lo hacen con esa intención, pero no creo que esté mal.

    Por último, ¡qué desacertado el título Porno para mamás!. No me gusta nada. La novela, además no la encuentro porno, sino más bien romántica con escenas de sexo, como tantas otras. No es para tanto.

    En fin, que me pongo a hablar y no veo fin. Buena entrada :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no es que me guste mucho precisamente... pero en fin, se le ha quedado el nombrete xD.

      En cuanto a Cumbres borrascosas, pues sí, está bien que los lectores de Crepúsculo se adentren así en otros libros, pero qué quieres que te diga... si yo fuera fan de Cumbres borrascosas me sentiría bastante ofendido.

      Eliminar
    2. Jajaja, visto así... Pero vamos, yo creo que todo el mundo puede leer todo tipo de libros. Si a los fans de un libro concreto no le gusta tener fans de otro pues es más problema suyo que del que está intentando conocer otro tipo de historias (vaya lío me he hecho en un momento; espero que se entienda lo que quiero decir, jeje)

      Eliminar
    3. coincido que no esta correcto el nombre porno para mamás ya que no soy madre pero el libro atrapa... coincido con nayarani de ser una novela romantica con escenas de sexo

      Eliminar
    4. coincido que no esta correcto el nombre porno para mamás ya que no soy madre pero el libro atrapa... coincido con nayarani de ser una novela romantica con escenas de sexo

      Eliminar
  3. Sólo hay que ver lo que ha pasado con Fifty Shades para saber que llevas toda la razón del mundo. En serio, ¿promocionarla diciendo que la gente se escondía en el metro? xDDDDDDDDDDDDDDDD
    Mi aversión por Fifty Shades no conoce límites. Yo también pensé que sería algo aislado. Preparad vuestras carnes para la invasión de novelas porno (que ya hay y muchas pero ahora pegarán el boom). Distopías, adiós, vuestro turno ya pasó. Hola, falos y pechos.
    En serio, no.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tampoco veo nada malo en que haya gente que disfrute con estos libros, cada uno tiene sus gustos. Lo que no me gusta es el fenómeno que surge luego, ya sea de magos, de vampiros, de distopías o, como tú dices, de falos y pechos.

      Eliminar
  4. Yo no he dicho que a la gente no le pueda gustar. De hecho, no he hablado de la gente que lee erótica, sino de los libros en sí. Creo que es muy diferente :]
    Y pienso que si el fenómeno Fifty Shades provoca que las editoriales sólo saquen novelas de ese estilo, apañados vamos, porque a mucha gente no nos van y no compraríamos nada. Por eso debería haber más diversidad de géneros. Y esto va por las distopías, por las novelas eróticas y por todo lo que se quiera poner de moda xD

    ResponderEliminar
  5. Yo soy mas simple, me sigo dejando llevar por un buen titulo o una bonita portada...

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es que lo de No te escondo nada es súmamente descarado...

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que a mí también me ha sorprendido la salida de este libro pero no es del todo inesperada. Cuando salió el Código Da Vinci, salieron mil libros similares a la palestra. No es solo una cuestión de marketing editorial (que lo es en un 90%) sino también es cosa de los lectores que buscan más de lo mismo. Yo misma busqué libros similares a 50 sombras cuando terminé de leerlo y el de Sylvia Day estaba de los primeros en una lista. De hecho lo habría leído ya de no ser por lo liadísima que ando siempre.

    Básicamente las editoriales se aprovechan de los lectores nuevos en un género que han disfrutado por primera vez y no saben buscar referencias para saber por dónde continuar. Vamos, desde mi punto de vista la culpa es de los dos: de las editoriales que sacan cacho y de los lectores que somos masocas y nos encanta saturarnos de vampiros/distopías/porno/loquesea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no recordaba ya el caso de El Código Da Vinci. Coincido contigo en que la culpa es compartida.

      Eliminar
  9. Pienso que las editoriales aprovechan todo esto porque somos muy influenciables y también porque vemos tan buenos comentarios que allá vamos. Este mismo tema lo dejé yo el sábado en mi blog porque me parece increíble que después de Los juegos del hambre vengan mil distopías detrás, después de Crepúsculo vinieron mil historias de vampiros y ahora pasa lo mismo con lo de 50 sombras de Grey.
    Lo de Cazadores de sombras me molesta muchísimo porque me parece que estropea bastante la portada, pero muchas personas al ver un comentario de Stephenie Meyer irán corriendo a comprarlo.

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que sí, muchas personas correrán a comprarlo, pero muchas otras odian a Meyer y se echarán para atrás...

      Eliminar
  10. Yo también pensé algo por el estilo cuando he visto en el mail la noticia de este nuevo libro.
    Es verdad que muchas veces simplemente buscas un libro porque se parece a otro que te ha encantado, pero es que hay veces que simplemente quieres volver a revivir una historia que te ha encantado y buscar algo similar te parece una buena idea. Y si hay una editorial que saca beneficios de ello no van a publicar algo novedoso con lo que arriesgarse...
    Buen artículo ;)

    ResponderEliminar
  11. Es el problema de la industria editorial que se dedica a sacar libros facilones y ligeritos para lucrarse sin preocuparse por sacar libros buenos y de calidad y después se quejan...

    ResponderEliminar
  12. No quiero pasarme ni nada con este comentario, pero estoy un poco ya hasta las narices.
    No, Cincuenta sombras no es porno. No. Punto.
    No es peor ni tiene más sexo que otras novelas del género romántico erótico, y me parece muy fuerte lo que se va diciendo por ahí. No lo digo por vosotros, pero he llegado a leer auténticas faltas de respeto.
    Por otro lado, odio que comparen nuevos libros con sagas antiguas. Harry Potter sólo hay uno, Crepúsculo igual, al igual que pasa con Los juegos del hambre o ahora con Cazadores de sombras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Y con esto recuerdo de una vez que la dependienta de una librería en la que antes compraba me discutía que Cazadores de Sombras no era de Cassandra Clare sino de Stephenie Meyer.
    En cuanto a los de las novelas eróticas, pues a mí la verdad no me gustan, paso de ellas. Por ahí leí una vez que los hombres vemos el porno y las mujeres lo leen. So...

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, somos influenciables. En todo. No solo en libros y tendencias editoriales, en todo. Y aquí puedes incluir desde ropa hasta comida... ¿O vosotros no estáis hasta el mismísimo moño de Carmen Machi y el yogur ese?
    ¿A que compramos antes unos vaqueros de marca que unos sin? Y como estos un montón de ejemplos...
    Después de todo, ir contracorriente es muy cansado, es mejor dejarse llevar :D
    (odio lo de porno para mamás, me resulta tan insultante.... Y sí, me los he leído, bueno estoy con el 3º ahora mismo xDDD)

    ResponderEliminar
  15. A mí también me atraparon con esas tácticas. Gracias a ellas leí Cazadores de Sombras y tampoco fue tan mal. Pero la verdad es que me toca las narices que digan: "para los fans de (introducir aquí bestseller)". Sin embargo, respecto a lo de 50 sombras, al menos fueron originales y no nombraron ningún libro y pusieron solo "El libro del que todo el mundo habla" y es verdad. He estado solo una semana en Londres y he leído 3 artículos en distintas revistas y periódicos. Y habré visto a 10 mujeres en el metro con el libraco.

    De alguna forma tienen que vender, digo yo. Y no creo que seamos tan ovejas. Después de todo, el boca a boca es lo que hace que leamos muchos libros, y una media de 3 veces al día aparecía en mi blogger reseñas del libro. Es inevitable que te pique la curiosidad y lo acabes leyendo (ya sea porque lo compras, te lo prestan, lo sacas de la biblio, etc.).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para cazadores yo vi la leyenda de meyer y dije "no huye,huye no quiero saber nada de otra Bella y Edward" pero ya llegando a mi casa lei la contraportada y dije bueno olvidemos que tiene esa cita y al menos dale un chance y lee el primer capitulo y no me arrepiento por que se conviertio en mi saga favorita,con 50 sombras me llamo la atencion las criticas tan positivas pero no llegue ni a la mitad del libro,simplemente a mi no me gusto para nada y no es un tema que me disguste por que de hecho eh leido muchisima literatura erotica antes del boom de grey, lo que si no aguanto es que sigan poniendo las citas en los siguientes libros de las sagas(ejemplo cazadores de sombras)

      Eliminar
  16. Cuando pensabamos que ya lo habíamos visto todo... ZASCA, se pone de moda este tipo de novelas... además tengo entendido que es mala como un demonio... es como si a Perla Shumajer le publican sus fics, pero sin ser tan divertido

    Es como le contaba yo a nuestra querida Chels hace tiempo. Últimamente todas las novelas son "la novela perfecta para los fans de Los Juegos del Hambre", y le decía que la Meyer estaría contentísima, ya que ahora podría dejar de tener un libro favorito cada mes, que lee más libros de los que se publican! me imagino algo como:

    -Este libro no me gusta, puedo dejar de leer?
    -LEE MALDITA, Y TIENE QUE GUSTARTE- *latigazo*

    Pero bueno, esto ha pasado siempre (recuerdo que cuando se puso de moda el Age of Empires salieron miles de juegos de estrategia)

    Y preparémonos que en unos meses empezaremos a encontrarnos con miles de libros de fantasía con muchos tejemanejes políticos y más sexo que en el cine español! Pero bueno, si sigue habiendo cosas originales habrá esperanza de leer cosas buenas

    ResponderEliminar
  17. Más razón que un santo. Puedo decir con orgullo que no caigo facilmente en esas burdas estrategias (cosas tan bajas como reeditar un libro con portada diferente cuando el libro en cuestion lleva POQUÍSIMO publicado) y otras cosas que sólo me dan rabia xD

    ResponderEliminar
  18. Toda la razón. Que asco me dan estas modas y que lo que hagan es manchar la literatura xD Pero bueno allá cada uno con lo que lee...

    ResponderEliminar
  19. Toda la razón. Y sí, en cierta parte somos influenciables, quizás no todas las veces, pero alguna vez hemos caído en la trampa. A mí personalmente no me parece bien que comparen de esa manera novelas de éxito con otras novelas que salen al mercado. Pero por otra parte lo entiendes.
    En fin, elegir un libro sólo por la publicidad, el marketing que haya tenido y etc, es cosa de cada uno.
    Buena entrada!(:

    Besitos<3

    ResponderEliminar
  20. 621651951651 millones de veces pero lo dicho a veces funciona u otras no.

    ResponderEliminar
  21. Esta entrada me ha hecho acordar a esto:

    "If You Liked “The Hunger Games"…
    http://www.lawrence.lib.ks.us/2012/07/if-you-liked-the-hunger-games-3/

    ResponderEliminar
  22. Estaba muy de acuerdo con la entrada La sombra de Crepúsculo es alargada, pero no se da el mismo caso con esta (no es una crítica, simplemente expreso mi opinión; que por el momento no coincide con la tuya ^^).

    Se trata de que yo opino, como tú y la mayoría de bloggeros y lectores en general, que resulta más que cansino que una vez un género triunfa las editoriales se limiten a este y además no lo exploten fijándose mucho en la calidad, si no en si va a venderse. Y obviamente (no me voy a extender porque ya me expliqué en mi comentario a tu anterior entrada); las editoriales han de ganar dinero, pero pienso que:

    A) Se puede ganar dinero publicando 4 novelas tópicas y de moda y 2 originales y discretas, no 10 del primer tipo y 2 del segundo.

    B) Si publicas cinco novelas que siguen el mismo patrón, que al menos tengan cierta calidad. Ya que tenemos que leer siempre lo mismo, consoladnos con nivel en las publicaciones.

    Pero en cuanto al marketing, no tengo absolutamente ningún problema. Porque el trabajo de los publicistas es precisamente ese: intentar convencerte de que compres un libro, por malo que sea. Para mí, decir que un publicista hace tal cosa mal porque en la portada de Cazadores de Sombra publican un halago a la saga de la autora de bestsellers Stephenie Meyer es como decir que un abogado no es buena persona por defender a un violador.
    Igual que el violador, de no ser inocente, viene siendo una persona horrible que merece una pena como castigo, intento de rehabilitación y justicia para su víctima; un lector puede sentirse engañado después de leer la susodicha saga porque no le guste tanto (no tiene porqué disfrutar con la misma literatura que Meyer), o un comprador en la Fnac hastiarse y agobiarse ante tanta publicidad y tan poca calidad asegurada.

    Pero si el violador era culpable y sale indemne en el juicio, aunque es una pena, aplaudamos a su abogado: ha hecho un fantástico trabajo.
    Y si tú compras un bodrio de libro (no uno que no te guste, que no por ello es mala la historia, sino uno plagado de faltas y que es prácticamente un plagio del tópico inicial); pues otra pena, porque has gastado tu dinero para nada, pero de nuevo pido que aplaudamos al departamento de marketing de la editorial: han hecho un fantástico trabajo.

    Y es trabajo del juez ahondar en la defensa del abogado hasta encontrar los puntos flacos y poder condenar al criminal; y misión del que compra literatura fiarse de algo más que las frases sensacionalistas de la portada. Y tanto juez como cliente de librería se equivocarán, y tanto abogado defensor de un criminal como departamento de marketing que ha de publicitar un bodrio habrán hecho un buen trabajo.

    Y así se demuestra que nada es ni blanco ni negro. Y que yo he mezclado violadores con Stephenie Meyer sin saber cómo, menudo comentario más retorcido.

    Besos,
    Sawako :3

    ResponderEliminar
  23. Yo personalmente, en las estrategias que comentas hoy no caigo. Y me refiero a las típicas frasecitas que has puesto de ejemplo al comienzo, la última (la de Cumbres borrascosas) es de traca...Y por ejemplo, yo soy muy fan de Harry Potter y el que digan que algo es el nuevo Harry Potter, más que emocionarme hace que me dé la risa. Pero como bien dices, si lo siguen haciendo será que da resultado, como siempre, el cambio debemos darlo nosotros, los compradores, que somos a los que nos convencen..
    1beso:)

    ResponderEliminar
  24. Pues no había oído a hablar del libro pero la verdad es que a mi me pasa muchas veces al contrario. Cuando veo estas enormes letras que promocionan el libro de estas maneras muchas veces hace que no quiera leerlo porque es como intentar vender algo a la fuerza, y si lo hacen así es seguramente porque ni ellos confían en el libro.

    Saludos! ^^

    ResponderEliminar
  25. Para que les quede claro a todos..cada quien lle lo que mas le apetece, no todos tenemos los mismos gustos ni el mismo sentir....si les molesta que otros se dejen llevar por el marketing.."hello" nadie hace nada para perder, cualquier escritor se sentiría feliz con el simple hecho de vender su trabajo y ser reconocido, sobre géneros permitanme decirles que en la variedad esta el gusto ya sea que te gusten novelas rosas o acción, históricas o fantásticas tu debes leer aquello que en verdad te haga sentir bien oh en mayor de los casos con algo que te identifique...te aplaudo el que no caigas en esa diatriba del marketing de las editoriales, aunque podría apostar que ya has pasado por eso ..saludos

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.