29/10/11

Debate: traducción de títulos

Se me ha ocurrido hacer esta entrada a raíz de un minidebate que hubo el otro día por twitter. ¡A ver qué opináis vosotros al respecto!
A la hora de traducir un título, normalmente hay tres opciones: hacer una traducción literal, hacer una traducción parecida que mantenga el sentido o hacer una traducción completamente distinta. Aparte de esto, siempre está la opción de mantener el título en su idioma original. Veámoslas una por una.


  • Traducción literal: suele ser la más aceptada, pero hay ocasiones en las que no queda bien. Cuando funciona, salen títulos como Los Juegos del Hambre (The Hunger Games), El Corredor del Laberinto (The Maze Runner) o El nombre del viento (The Name of the Wind). Esta es la opción más fiel al título original, ya que se dice lo mismo.
  • Traducción parecida: es la que se suele adoptar cuando la traducción literal no queda bien: se busca un título que más o menos evoque las mismas sensaciones. Un buen ejemplo es Sangre azul, la segunda parte de Vampire Academy. El título original es Frostbite, que significa "congelación". En una entrevista que le hicimos, el traductor explicó la elección del título de la siguiente manera: "En mi opinión, Frostbite es un juego de palabras visual (frost+bite) que evoca el frío y los mordiscos de los strigoi. «Sangre» y «azul» no sólo hacen unas referencias similares, sino que, además, alude directamente la realeza, temática central en el libro" Otro buen ejemplo es En llamas, cuyo título original es Catching fire (Prendiendo fuego). La traducción elegida dice prácticamente lo mismo, pero queda mucho mejor.
  • Traducción completamente distinta: creo que esta no necesita explicación, ya que todos nos hemos quejado alguna vez de ellas. Son casos como El designio del ángel (Unearthly = Sobrenatural), Harry Potter y el misterio del príncipe (Harry Potter and the Half-Blood Prince = Harry Potter y el Príncipe Mestizo), Si no despierto (Before I fall = Antes de que caiga) o Traición (Uglies = Feos). Muchas veces el título escogido queda mejor que la traducción literal, pero otras tantas uno se pregunta cuál es la motivación de la editorial. Un ejemplo de traducción inventada que me gusta es Oscuros (Fallen = Caídos). El título en español no es tan revelador como el título en inglés, y además es coherente con la novela.
  • Dejar el título original tal cual: aquí es cuando entramos en terreno pantanoso, y fue esto lo que originó el debate. Hay veces en las que dejar el título original queda bien y se entiende, como en el caso de Delirium. Vampire Academy es otro título que se entiende aunque uno no sepa inglés, porque se puede deducir. Sin embargo, hay otras que, en mi opinión, la editorial la caga. Un buen ejemplo es Pathfinder, de Orson Scott Card. Es una palabra que significa "explorador" o "rastreador", pero al dejar el título en inglés, la gran mayoría de los lectores no saben su significado. Otro ejemplo es Eldest, la segunda parte de Eragon, que significa "El mayor" Una traducción literal no habría quedado bien, pero teniendo en cuenta el público al que va dirigido, dejar el título en inglés solo sirve para que el lector no lo entienda. Pasa lo mismo con Hush, hush, que, literalmente, significa "Shh, shh" o, más figuradamente, hace referencia a guardar secreto sobre algo. Al dejar el título en su idioma original se pierde este matiz, ya que la mayoría de los lectores no saben lo que significa. Forgotten (Olvidado) es otro buen ejemplo: si bien muchos de nosotros sabemos inglés y por lo tanto lo que significa el título, muchos lectores no lo saben ni tienen por qué saberlo. Sin ir más lejos, el otro día alguien me comentó por twitter que sus compañeros de clase no sabían lo que significaba el título.

Y esto ha sido todo por mi parte.  Ahora llega vuestro turno: ¿qué opináis vosotros? ¿Qué opción preferís? ¿Qué ejemplos de traducciones se os ocurren? ¡Opinad!

23 comentarios :

  1. Yo lo de Eldest no lo entendí hasta que no lo terminé... Sabía qué significaba Eldest, pero no pensé que fuera inglés, pensaba que sería un nombre como Eragon...
    No sé, yo veo que es complicado a veces traducir los títulos, pero salvo casos muy extremos creo que se tendrían que traducir, aunque sin hacer burradas sin sentido.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las traducciones literales o las que están algo arregladas porque en español queda raro el título original, no me gusta nada cuando les da por inventarse títulos xDD

    ResponderEliminar
  3. Creo que si existen todas esas fórmulas es porque son válidas y funcionan, dependiendo del caso.
    Yo apoyo todas. Aunque con matices.
    Entiendo inglés, así que nunca me ha importado que se dejara un título original tal cual. Más me importa cuando lo cambian sin sentido. A mí, Fallen, me parece un título precioso, más si cabe tratándose de ángeles.
    De todas formas, si no sabemos el significado de algo, para eso están los diccionarios, no? ;o)
    Aunque también se han dado numerosos casos, tanto en libros como en pelis, que las traducciones han superado con creces el valor del título original.
    Besotes traducidos.

    ResponderEliminar
  4. En general pienso que se deberían traducir literalmente, excepto en casos extremos en los que no sea posible.

    Me ha pasado con el último de Cecelia Ahern. The book of tomorrow, que en español es "El mañana empieza hoy". Leyendo la novela te das perfectamente cuenta de por qué la autora lo tituló así, así que no tiene ningún tipo de sentido que lo hayan cambiado.

    ResponderEliminar
  5. Qué entrada más interesante :)

    Veamos, yo por preferir prefiero que se sea fiel al título original al traducir, aunque veo bien las modificaciones cuando la traducción literal resulta rara. Cambiar por completo un título y su significado no me gusta en general, aunque hay casos como el de "Oscuros" que mencionas que resulta atractivo.

    En cuanto al título original es complicado. Como bien dices habrá veces que no se sepa su significado, pero por ejemplo, "Hush, hush" resulta atrayente aunque no se sepa lo que quiere decir. Desde luego mucho más que si lo hubiesen llamado "Shh, shh" XD Le da un toque de misterio adicional al libro, en mi opinión. Eso sí, lo que no veo es que la editorial no traduzca los 2 primeros títulos y sin embargo traduzca el de "Silence", cuando éste era el que mejor se entendía de los tres. Es algo que sigo viendo rarísimo.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  6. Esta entrada me ha recordado a la primera reflexión que hice en el hacedor donde incluía también los cambios de portada =)

    Lo de Eldest, para mí, fue un spoiler en toda regla. Al acabar Eragon tenía una teoría en mente que, al comprender realmente el significado de Eldest (estábamos repasando la familia en ese momento en clase xD), me chafó por completo la sorpresa de descubrirlo. Pero es error del propio autor...

    ResponderEliminar
  7. Yo defiendo la traducción literal de los títulos (tengo una sección en el blog sobre eso). Aunque en ciertas ocasiones los hay que cambiar porque el resultado no tiene sentido.
    Muy buen debate!!!

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con Silvia. Estoy a favor de la traducción literal, siempre y cuando, no suene raro.

    También me gustan los títulos en original. Aunque si es en noruego o japonés, como que no me entero, más a la hora de pronunciarlo. Depende de la lengua. No obstante, de todo se aprende ;)

    Lo que no me gusta nada es que traduzcan a su bola. Un buen ejemplo en el cine, son las películas "What Dreams May Come" y "Bedtime Stories". Las tradujeron como "Más allá de los sueños" ¿¿Perdona?? o_O

    Además, es muy cantoso y confunde a la gente a la hora de encontrarlas para verlas, comprarlas o lo que sea. Igual con la literatura.

    Ya no hablemos de los doblajes en el cine ...

    Son temas a debatir muy interesantes. Enhorabuena por la publicación ^_^

    Saludos gatunos. Miaau!

    ResponderEliminar
  9. A ver. Yo veo lógico que, cuando el título de un libro es intraducible o la traducción literal no suena bien, lo cambien. Y si no hay más remedio que poner el nombre tal cual, sin traducir, pues vale.
    Lo que me fastidia es cuando el título traducido no tiene nada que ver con la historia, cuando no se parece en nada al original, cuando queda horrible, o cuando se lo inventan sin necesidad.
    Por ponerte un ejemplo, Once a witch, que tenía un título bonito. En español lo han puesto como Brujas de Nueva York, cuando se podría haber traducido Érase una bruja, que queda mejor.

    ResponderEliminar
  10. @Selene: Sí, yo era de los que pensaban que sería un nombre...

    @Babel: Cierto que Fallen como título es precioso, pero para mi gusto es un spoiler muy gordo de la novela. En cuanto a los diccionarios... yo creo que si tú vas a una librería tienes que poder entender los títulos, sin tener que estar cargando con un diccionario. Además de que muchas veces el título no significa su significado literal (como Pathfinder). Eso sí, concuerdo totalmente con lo de que algunas traducciones acaban siendo mejores.

    @Inés: Es una pena cuando se pierden esos significados...

    @Silvia: Coincidimos totalmente en lo de Silence, la verdad xDDD. Y, evidentemente, Shh, shh no sería un buen título en español. Pero quizás la editorial podría haber optado por un título distinto que aun así se ajustara a la novela...

    @Alexia: Exactamente, el error es del propio autor. Pero, al no traducirlo, ese error pierde el sentido para la mayoría de los lectores y el título acaba siendo absurdo...

    ResponderEliminar
  11. Os quiero mucho, mucho. Estoy preprando un trabajo para la uni sobre el sector editorial en la LIJ, y obviamente, quería centrarlo, o al menos dedicar una parte, a la traducción en la LIJ. Pero no encontraba material, o no lo he sabido buscar. Así que me quedo con vuestro debate para la bibliografía de mi trabajo, y con la entrevista al traductor de VA. Además voy a visitar vuestra sección de entrevistas y reportajes a ver is encuentro algo más. Si sabéis de algo que pueda servirme y tenéis la súper amabilidad de mandármelo por mail, os estaré eternamente agradecida.
    ___________________________

    Respecto al debate, sólo se puede mantener el nombre original en ciertos casos, como con Vampire Academy. Hush, hush; Forgotten y demás, mal.

    Eldest... entiendo lo que decís, pero también mola porque al principio pensaba que era algo élfico. XD Además en el libro se explica muy bien, y si hubiese sabido antes el significado, eso habría sido un poco spoiler porque ya sabes te habrías coscado de algo importante antes de tiempo. En ese caso específico, estoy a favor de mantener el original aunque no se entienda.

    ResponderEliminar
  12. @Belisama: No conocía esos casos, sí que cambiaron xD.

    @Lea: Tampoco conocía el caso de Brujas de Nueva York, el original era más bonito, y tu opción me gusta.

    @Tempe: ¡Ya te avisaré si se me ocurre algo! No puedo estar de acuerdo con Eldest, la verdad. Para mi gusto, un título tiene que entenderse. Evidentemente la traducción no iba a quedar bien, pero no sé, podrían haber puesto algo tipo Murtagh y habría quedado bien. Pero bueno.

    ResponderEliminar
  13. El otro día hablábamos precisamente de esto en clase.
    A ver, mi opinión, por lo general (siempre hay excepciones) es que debería traducirse el título literalmente siempre que se pueda. Hay casos en los que los títulos son juegos de palabras (como el que has mencionado de VA) o son palabras que aluden a una cultura... y es verdad que en ese caso es difícil traducirlos, por lo que no veo mal que se modifique. Pero siempre que se pueda, pienso que deberían traducirlo literalmente, más que nada porque si el autor le dio ese título, ¿por qué se lo van a cambiar? Un ejemplo que me fastidió bastante es el de Frío. El libro se llama Wintergirls, que sería Chicas de invierno, pero lo han traducido como Frío. Vale, quizás Chicas de invierno no queda muy bien, pero entonces ¿por qué se pasa todo el libro mencionándolas como "Chicas de hielo"? Si en ese caso tradujeron Wintergirls como chicas de hielo, ¿por qué no lo hicieron en el título?
    Lo de dejar el título en inglés me parece que está bien en ciertos casos, por ejemplo, Hush hush me gusta porque, sin duda, llama la atención y atrae, y Delirium igual. Pero hay casos en los que, como has dicho, quien no sepa inglés no tendrá ni idea de lo que dice.

    En fin, mi conclusión es que siempre que se pueda, deberían de mantener el título original.

    ¡Muy buen debate!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Ah! estoy totalmente de acuerdo en que deberían haber dejado la tercera parte de Hush hush con el título original: Silence.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo con los que opinais que la mejor opción es la traducción literal, pero cuando no puede ser por los motivos que habeis ido comentando creo que la mejor opción es interpretar de la manera más objetiva posible el signigicado para que no se pierda la esencia de lo que buscaba el autor cuando escogió ese, y no otro título para su texto. Como autora puedo decir que no se elige al azar, suele haber un motivo que el traductor como buen intérprete debe descubrir...

    ResponderEliminar
  16. Hola a todos. Soy traductora de libros desde hace más de veinte años y veo que algunas de vuestras ideas revelan cierto desconocimiento del mundo editorial español.
    Por lo general, el traductor del libro propone la traducción del título, pero la decisión final acostumbra a tomarla el editor (o, incluso, el departamento de marketing de la editorial). Es un tanto absurdo juzgar la traducción de títulos con criterios traductores cuando priman los criterios puramente comerciales

    ResponderEliminar
  17. Yo prefiero una traducción literal o, en el caso de perder matices, dejarla como está.

    A mí, de los que más "meeeeh" me han dado ha sido el de "La Cámara Secreta" VS "La Cámara de los Secretos". Que si bien la cámara es secreta... lo que importa es los secretos que guarda dentro.

    Me ha gustado mucho esta entrada ^^!

    Un Saludo!

    ResponderEliminar
  18. Oh, me gusta, me gusta el tema del post. Creo que alguna vez lo hemos hablado cuando hemos quedado. Cada libro es un mundo, pero está claro que a la hora de escoger un libro, el titulo juega un papel importante...Si alguna vez llego a convertirme en traductora, me tomaré muy en serio esta cuestión. Yo prefiero que lo dejen lo más fiel posible, pues es la autora quien le ha puesto nombre, ella sabrá por qué, no? Al menos, en la gran mayoría :D

    ResponderEliminar
  19. Para Anónimo: pues si es por puro criterio comercial, peor me lo pones. Aparte, consiguen el efecto contrario. No hay más que ver las opiniones del público como todos estos comentarios, los cuales les llevo la razón :D

    Además, así la juventud no aprende. Porque el ejemplo de las películas que yo he escrito, deja mucho que desear si queremos aprender verdaderamente inglés :D

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Creo que se debe mantener la mayor fidelidad al título original del libro (no tiene por qué ser la palabra exacta pero un significado similar), pero si no se puede mantener prefiero el título original antes de que se peguen la inventada del siglo ...

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.