Últimas reseñas

Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter Twitter

17/6/11

¿Por qué no despega el e-book en España?

En febrero y por primera vez desde su comercialización, la venta de libros electrónicos o e-books superó a la de libros impresos en Estados Unidos. Estos datos, publicados a mediados de abril por la Asociación de Editores Norteamericanos (AAP) suponen un incremento del 202% respecto el mismo periodo del año anterior. Según esta asociación, en 2010 el sector de los libros electrónicos facturó 316,6 millones de euros, un 164% más que en 2009. En España, sin embargo, el despegue del e-book está siendo mucho más lento, en gran parte por culpa de las malas estrategias del sector del libro electrónico. 

Tanto los e-books como los dispositivos que permiten su lectura, los e-readers, llegaron con retraso al mercado español. Mientras que en Estados Unidos se comercializan libros digitales desde 2002, en España no se lanzaron al mercado hasta 2007, un año después de que Sony lanzara el primer e-reader en Norteamérica. En 2008, llegaron los e-readers a nuestro país, pero hasta 2010  los consumidores no contaron con una oferta más o menos amplia de dispositivos. 

Pero aunque la oferta de e-readers es amplia y variada, la venta de libros electrónicos resulta irrisoria: representa sólo un 3% del total del sector del libro. Las editoriales se muestran recelosas a ofrecer sus títulos en formato digital por miedo a la piratería, a pesar de que los archivos están completamente protegidos contra copias. Esta baja oferta, sumada al elevado precio de los libros electrónicos, son los principales escollos que se tienen que salvar para evitar un retraso aún mayor del mercado español. Aunque las previsiones situaban el precio del e-book entre un 70 y un 50% por debajo del libro impreso, lo cierto es que no disminuye más de un 40%. 

Excusas para no pensar, de Eduard Punset, se vende en FNAC por 20,50€ en formato impreso y por 15,79 en e-book.  Esto se debe, en gran parte,  a que la actual legislación europea establece que la descarga de un libro electrónico es un servicio y no un bien, por lo que se debe grabar con un 18% de IVA y no con el 4% que graba los libros impresos. Sin embargo, teniendo en cuenta que los gastos de impresión y las distribuidoras han desaparecido, el precio del libro electrónico es desorbitado. Aunque se prevé que estos precios bajen a medida que el mercado se vaya dinamizando, mientras no se cambie la legislación que graba los e-books con un 18% de IVA, estos no podrán competir contra el libro tradicional.

La mayoría de consumidores habituales de libros sigue prefiriendo el libro impreso. El por qué es simple: al comprar un libro, no se adquiere sólo su contenido. Se compra la experiencia de la lectura: el olor a nuevo, el tacto de las páginas al pasarlas, la sensación al ver cómo vas dejando las páginas atrás… Libros y e-books ofrecen el mismo contenido, pero no la misma experiencia. Si los consumidores prefieren los libros impresos, el sector tiene que darles razones para comprar e-books. Se deben ofrecer más contenidos, pero sobre todo, a precios más bajos, algo imposible mientras se mantenga el gravamen del 18%. El mercado del libro electrónico tiene que estar dispuesto a luchar para ser competitivo si quiere despegar.

15 comentarios :

  1. Es cierto, la verdad es que es mucho mejor leer con un libro impreso, poder pasar las páginas... no se, la experiencia, como dices tu. Creo que se pasan tres pueblos con el precio de los libros digitales y la verdad es que no entiendo porque unos son un servicio y el otro un bien, no es lo mismo? no acabas teniendo un libro por leer? se les va un poco la olla, a veces...

    Muy buen artículo! :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Básicamente es lo que tú bien has dicho. Como has mencionado, hay una gran diferencia entre leer un libro en formato papel o leerlo en soporte digital. El contenido es el mismo, sí, pero la experiencia es completamente diferente. Yo, sin duda, me quedo con el papel. Soy así de clásica, qué se le va a hacer.

    Fantástica entrada, Selene ^^

    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Creo que uno de los principales problemas para que no despegue es como has dicho el tema del dinero. Ver libros que salen 18 euros y en ebook 14 es de risa, para eso me compro el de papel. El ahorro es mínimo en muchos caso así que no vale la pena.
    A ver como sigue el mercado y si despunta en España por fin.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Un libro en papel no se queda sin bateria, ni cansa a la vista, ni no ocupa un espacio que se pueda con un simple golpe o una perdida fortuita; un libro en papel se transporta y no se porta, se ordena y no se almacena; un libro en papel justifica el gasto y cuenta con una edición.
    Me gustaría saber si todos los libros que se descargan luego son leidos; los americanos tienen ese afán de urracas para almacenar cosas que luego no van a utilizar. Creo que a los españoles nos gustan que las cosas hagan acto de presencia.
    No digo que todos los libros que se compren en papel luego sean leido, pero ¿y lo que viste una estanteria? ¿lo recurridos que son para ir leyendo en el autobus?
    Los libros digitales solo son sucedáneos.
    Buenisisimo post!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo también prefiero los libros que los "e-books" me siento orgullosa cuando terminó un libro en menos de una semana xd y en internet supongo que es diferente porque no lo siento como un logro xd

    Saludos(:

    ResponderEliminar
  6. EN mi caso, aparte del dinero, que creo que un libro para ser electronico no tiene porque ser taaan caro, me gusta mas de papel, sentir su tacto al leerlo, no tener que dejar de leer porque me duelan los ojos como pasa en el ordenador, y sobretodo la comodidad, poder estar tirada en cualquier sitio leyendo, mientras que con el ordenador (aunque hayan reader siguen siendo muy caros para mi situacion) tienes que estar sentada en una mesa para poder leer.
    No se, y despues me gusta ver mi estanteria llena de libros, ver sus lomos hermosos... para mi por ahora no hay comparacion del libro de papel al electronico.
    Aunque si bajaran los precios aloemjor me animaba con algun libro que otro.

    ResponderEliminar
  7. A parte de que sigue siendo muy caro, a mí también me gusta más el formato papel, ese olor a nuevo =) pero llegará un momento que por espacio tendré que empezar con los e-books ^^
    :P

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que a mii los libros electronicos no me gustan, prefiero los de papel de toda la vida. Pero bueno para gustos colores.

    ResponderEliminar
  9. Justo es lo que tú dices: el olor la nuevo, ir dejando páginas atrás... No sé, creo que eso es parte del encanto de la lectura.

    Además, ¿los e-readers cansarán más los ojos? xD Esa duda siempre me ha dado vueltas...

    ResponderEliminar
  10. Está bastante claro, en españa somos más tradicionales y por lo menos a mi que nadie me quite mi libro que pueda tocar, poner el marcapágians, llevarmelo a donde sea y verlo tal y como es un libro de verdad!

    ResponderEliminar
  11. Llevo 3 meses con mi kindle y aunque siempre pensé que prefería los libros en papel desde que probé un ebook (gracias a la biblioteca) he descubierto que ambos formatos pueden ocupar un sitio en mi corazón :-)

    Si un libro me gusta mucho lo compro en papel, si realmente me apasiona lo compro en papel y en su idioma original. Esto no quita que muchos libros me sea más cómodos leerlos en el ebook. La tinta electrónica es una pasada (no cansa nada la vista) y la batería dura casi un mes y obviamente no pesa por lo que para leer en el metro es lo mejor :-)

    El problema de España es el excesivo precio de los libros. Aparte de lo del IVA las editoriales no han sabido evolucionar, tienen tanto miedo que está perdiendo un buen negocio, cada vez hay más escritores noveles que prefieren autopublicarse en formato electrónico y que les está funcionando. Las editoriales deberían aprender de los errores de las compañías discográficas en europa y evolucionar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Para narrador: está claro que nunca has tenido un ereader en la mano. NO CANSA LA VISTA. Se me cansan las manos de decirlo: un ereader no es un ordenador. Dices que es muy socorrido llevarlo en el autobús. Sí, claro. También es muy socorrido llevar un ereader, que pesa menos, ocupa menos y te permite llevar dentro 10 libros por si terminas uno poder empezar otro, por si está escrito en otro idioma poder llevar un diccionario o simplemente por si uno no te gusta, poder empezar otro. Ya no entro en que necesitéis "esnifar" las páginas para sentir que estáis leyendo, cada uno con sus gustos, pero por favor, el tema del cansancio de la vista es increíble que aún lo utilicéis...

    ResponderEliminar
  13. Yo no creo que sea tanto por la "nostalgia esta del papel" sino por el precio. Ahora hay más oferta en ereaders pero siguen siendo caros. Y al precio que ponen los ebooks te sale más a cuenta comprarlo en papel.
    No sé que pasa con las editoriales españolas que se niegan a evolucionar. Habrá a quien le guste ir almacenando libros en las estanterías de casa, yo de momento, sigo tirando mucho de biblioteca. Si el precio de los ebooks fuera realmente competitivo no dudaría ni un segundo en invertir en un ereader.

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    pues a mi me encanta el libro en papel, pero si en españa se quejan de que los libros son costosos, imaginen en latinoamérica.. son mas caros aun!

    buen articulo!

    ResponderEliminar
  15. pues en mi pais apenas llega el ebook y sigue siendo muy costoso :P asi que por ahora prefiero el papel!

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.