27/5/11

Utopías negativas: presente y futuro de la literatura juvenil

Este es un texto que tuve que escribir para clase acerca de la literatura juvenil, así que he pensado que sería buena idea compartirlo con vosotros.

Utopías negativas: presente y futuro de la literatura juvenil

Pocos sectores han resistido las embestidas de la crisis como lo ha hecho la literatura juvenil, que se ha convertido en el motor del sector del libro. En 2008 y en 2009 el volumen de ventas del sector creció más de un 11% respecto a sus años anteriores. En 2010, por primera vez desde que empezó la crisis, el mercado se resintió y el volumen de ventas cayó un 8’9%. Sin embargo, este dato se sitúa trece puntos por encima del de 2003, lo que demuestra que la literatura juvenil es un mercado en auge.

En 2008, el estreno de la película Crepúsculo, basada en la novela homónima de Stephenie Meyer, generó un boom mediático que no se había visto desde la llegada a los cines de Harry Potter en 2001. El fantasy se vio influenciado por las novelas de Meyer y los romances paranormales se situaron en lo más alto de la literatura juvenil. El éxito de novelas como Vampire Academy (Richelle Mead), Temblor (Maggie Stiefvater) o Generación Dead (Daniel Waters) certificó el reinado de los vampiros, los hombres lobo y los zombies. Las novelas de cariz oscuro y gótico reinaron de forma indiscutible hasta 2009, momento en que llegaron los ángeles con novelas como Hush, Hush (Becca Fitzpattrick). Esta nueva tendencia desplazó a los vampiros hasta un segundo plano, pero aunque parecía que los ángeles venían para quedarse, una nueva moda aterrizó en España con más fuerza.

La trilogía distópica de Suzanne Collins, Los Juegos del Hambre, llegó a nuestro país en 2009, pero fue en 2010 cuando se dio a conocer. Internet se contagió por la fiebre de las utopías negativas y Sinsajo, la tercera parte de la trilogía, que salió a la venta en agosto de 2010, se convirtió en un éxito de ventas. En 2010 se lanzaron otros títulos en clave distópica, como Incarceron (Catherine Fisher) o El corredor del laberinto (James Dashner). Con la moda oscura iniciada en 2008 ya en fase terminal y una tendencia angelical que no acaba de echar raíces, las distopías y la ciencia-ficción se alzan como un fuerte aspirante al trono de la literatura juvenil.

La ciencia-ficción, y sobre todo las distopías, parece determinar el fin de la fantasía como reina indiscutible de la literatura juvenil. Los elfos y magos que dominaban antaño han desaparecido para dejar paso a héroes modernos inspirados en obras tan reconocidas como 1984 (George Orwell) o El señor de las moscas (William Golding). La buena acogida que han tenido recientes publicaciones distópicas, como Juntos (Ally Condie) y Delirium (Lauren Oliver) reafirma este género como el presente de la literatura juvenil. Pero también es el futuro. El estreno de la película basada en Los Juegos del Hambre (marzo de 2012) asegura que esta moda, nacida quizás del sentimiento crítico hacia la crisis del sistema y el desencanto hacia la sociedad actual, tiene cuerda para rato.
 

19 comentarios :

  1. Me ha encantado el artículo Selenica <3

    ResponderEliminar
  2. Ay, qué orgullosa estoy de ti XDDD
    Me ha encantado♥

    ResponderEliminar
  3. No comparto tu opinión. La fantasía ya existía antes que Crepúsculo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, en el artículo no digo que no existiera antes en ningún momento, pero a partir del 2008 se produjo un boom gracias a Crepúsculo, y eso es algo que no se puede negar si miras el aumento del volumen de ventas a partir de ese año.

    ResponderEliminar
  5. No sé yo si tiene cuerda aun para rato... Según me han dicho escritoras jovencicas de Estados Unidos que están metidas en el mundo editorial, lo que ahora están pidiendo al otro lado del charco son historias de corte Steampunk, como Ángel mecánico.

    Pero estoy de acuerdo contigo que está moda está alimentada por el descontento social, sólo que para mí lo que se instalará será el género PunkPunk en sus distintas modalidades (post-cyberpunk, steampunk, dieselpunk, witchpunk, ecopunk, etc.), que al fin y al cabo trata también de rebelarse contra el sistema.

    ResponderEliminar
  6. Está genial Selene!!! :D
    A mí me gusta más la moda de las distopías que la de los vampiros :P Pero sí es verdad que los ángeles no llegan a calar, por decirlo de alguna forma, supongo que será por el tema de que nos recuerdan a la clase de religión y eso... xD

    Bss ^^

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el artículo pero no comparto lo que dices sobre el final de la fantasía. Puede que la fantasía sea relegada a un segundo plano en la literatura juvenil pero no tiene porque significar su final.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Ay, Selene, es un artículo genial, gracias por compartirlo en el blog ^^

    Besotes y feliz viernes!

    ResponderEliminar
  9. Muy buen artículo, sí señora ^^ Yo intento leer un poco de todo, además de lo que está de moda, pero tampoco se puede negar la realidad =)
    :P

    ResponderEliminar
  10. ¡Pues espero que saquen novelas del steampunk, me encanta ese estilo! <3

    ResponderEliminar
  11. *se levanta de su butaca y aplaude* ¡Maravilloso artículo!

    ResponderEliminar
  12. Me encanto el post las distopías ahora son mi nueva afición me han gustado mucha de ellas pero para mí le que me ha encantado son "El Corredor del Laberinto" aunque claro los libros con aventuras medievales todavía son mis favoritas, bay cuídate.

    ResponderEliminar
  13. genial articulo! pero yo no se, me estoy cansando de ver tanto mismo libro, segun terminos literarios "misma forma, distinto contenido" es decir muchas cosas parecidas en todos los libros. se que es dificil destacar en un genero asi, por eso es que prefiero leer de todo y no solo un genero del que probablemente me sature.

    ResponderEliminar
  14. Un articulo estupendo. Yo intento intercalar lectura, paranormal, romantica adulta, etc etc, intento no leer solo un tipo de libro para no cansarme pero si es verdad que se ha vistu un poco en declive la fantasia,bueno, mas bien los vampiros y esas criaturas magicas. pero bueno.
    Gracias por compartir el articulo.
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Tienes razon! pero la verdad a mi me está cansando un poco el género, veo mucho... de lo mismo.

    besos!

    ResponderEliminar
  16. Adoro el blog y prácticamente todas sus entradas pero hacia el final no he podido resistir y ...
    No entiendo en qué se parece "Delirium" o "Juntos" (ojo, sólo leí las sinopsis) a "El Señor de las Moscas", porque me parece que ni en temática ni en transfondo tienen mucho que ver.

    Y después, sí. Ahora mismo parece que tras "Los (maravillosos) Juegos del Hambre" todo son distopías & sc-fi pero no olvidemos que gracias a Martin y su música (Canción de Hielo & Fuego) la épica y la fantasía siguen estando ahí, muy presentes.

    Un Saludo!

    P.D. Pese a que hoy el broche final de la entrada me gustara mucho :_ os amo con locura jajaja! Seguid así :3!

    ResponderEliminar
  17. Genial el artículo Selene, me ha encantado. Un buen repaso a la literatura actual y las modas. Menos mal que a mi me gusta leer un poco de todo, porque si siguiera las modas estaría ya más que harta de vampiros o distopías y no habría leido Vampire Academy ni Delirium.
    Besotes :)

    ResponderEliminar
  18. ¡WOW! Me ha encantado el artículo. Estoy de acuerdo contigo, aunque es una pena que los ángeles no hayan cuajado del todo porque a mi me gusta bastante (y no me recuerda a la religión).
    En fin que me ha encantado el artículo, Selene.
    Un beso

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.