1/4/11

Hacia rutas salvajes

Hacia rutas salvajes
Jon Krakauer

Llegué a este libro por un fragmento de la película homónima que vi en un examen de la asignatura de tele. Busqué información acerca de ella y vi que estaba basada en el libro de Jon Krakauer, algo que no me sorprendió. Lo que ya no me esperaba es que la historia que cuenta Krakauer fuera completamente real. No está basada en hechos reales; lo que cuenta sucedió. Eso ya me removió por dentro, pero aún lo hizo más conocer la historia de Christopher McCandless, protagonista del libro de Jon Krakauer.


Estilo: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Ritmo: Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Opinión: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic 


En 1990, el joven Christopher McCandless donó todo su dinero a una ONG y se marchó a recorrer el país con poco más que lo puesto bajo el nombre de Alexander Supertramp. En septiembre de 1992, unos cazadores descubrieron su cadáver en un autobús abandonado en los fríos montes de Alaska.

Esa podría ser la historia resumida de McCandless, que Jon Krakauer cuenta en el prólogo de Hacia rutas salvajes. En 1993, la revista Outdoor le encargó a Krakauer un reportaje de 9.000 palabras sobre el joven hallado muerto en Alaska. Sin embargo, el escritor y montañista se vio seducido por la misteriosa figura de aquel joven y se dio cuenta de que necesitaba (o quería) muchísimo más espacio para reconstruir el viaje de McCandless y desentrañar el porqué de sus acciones. Ese reportaje fue el embrión del que nació Hacia rutas salvajes.

Ya desde la primera página sabes el final de la historia; no porque en la portada esté escrito "drama real", ni porque uno sea agudo y lo descubra. Krakauer no pretende escribir una novela de intriga y misterio; de hecho, Hacia rutas salvajes es más un reportaje novelado que una novela como tal. El trabajo realizado por el periodista es asombroso; no sólo reconstruye el recorrido que trazó Chris a lo largo de los dos años que vagó por Estados Unidos, sino también su personalidad y sentimientos. A través de sus ojos (y eso es importante; como bien advierte, él no pretende ser un biógrafo imparcial) conocemos las posibles motivaciones de Chris, la visión del mundo que lo llevó a actuar como lo hizo.

Placa honorífica en el autobús donde murió Chris
El libro se basa en el trabajo de investigación de Krakauer; a medida que reconstruye el recorrido de Chris, introduce diálogos mantenidos con personas que conocieron al muchacho, o escenas de la vida de Chris cuando era más pequeño. Así, poco a poco, uno se va adentrando en la personalidad del joven. Al principio, al menos para mí, resulta casi imposible entender qué motivó a Chris a dejar toda su vida atrás; sin embargo, con el trancurso de las páginas y las historias de otros aventureros que Krakauer recoge (incluída la suya), uno es capaz de ir entendiendo la personalidad del chico.

Mientras voy escribiendo me doy cuenta de que la historia puede parecer más bien insípida. Bien, me estás diciendo que voy a leer la historia sobre un chico que se fue de casa y ¡ups! tuvo la mala fortuna de morir. En absoluto. Chris no era un chico enfadado con el mundo que se escapa de casa siguiendo un impulso irracional. Tenía convicciones muy fuertes, un modo de ver la vida que pocos pueden comprender o compartir. No vale la pena desmenuzarla aquí ni entrar en un estudio psicológico de su personalidad, porque es esa precisamente la sustancia del libro.

Si tengo que señalar algo negativo del libro, sería que a veces hay episodios (como la experiencia del propio Krakauer) que se hacen un poco pesados.

Chris McCandless junto al autobús donde fue hallado muerto
Por lo demás, el libro me ha enamorado. Eso sí, también tengo que decir que yo estudio periodismo y que el reportaje es de mis géneros periodísticos favoritos, así que un reportaje novelado tiene muchas papeletas para que me guste. Además, en Hacia rutas salvajes se trata mucho una visión naturalista de la vida, un pensamiento distinto al imperante en nuestra sociedad que me atrae a cierto nivel. Así que si buscáis una novela entretenida, llena de amor y aventuras, este no es vuestro libro. Si os gusta conocer dramas reales y aprender de personas distintas a vosotros, animaos a conocer a Chris McCandless.

Lo que quiero decir es que no necesitas tener a alguien contigo para traer una nueva luz a tu vida. Está ahí fuera, sencillamente, esperando que la agarres, y todo lo que tienes que hacer es el gesto de alcanzarla. Tu único enemigo eres tú mismo y es terquedad que te impide cambiar las circunstancias en que vives.

La felicidad sólo es real cuando es compartida.

9 comentarios :

  1. Supongo que ya sabes lo que opino sobre Chris y su historia. La película me enamoró y acabé amando la historia. Supongo que lo mejor de todo, aunque suene raro decirlo, es que ocurrió de verdad. Que todavía queda gente capaz de dejarlo todo para hacer lo que realmente quiere.
    Quiero leérmelo, YA♥

    ResponderEliminar
  2. No había oído hablar ni de la historia, ni del libro ni de la peli pero me resulta bastante interesante ^^
    :P

    ResponderEliminar
  3. Gran trabajo el tuyo, pondremos como objetivo próximo leer ese libro.
    Bonito blog.
    Un saludo desde una mancha del lugar.

    ResponderEliminar
  4. Aqui servidora futura periodista dice que tengo que leerlo pero yaa!

    un besote!

    ResponderEliminar
  5. Este libro me llama la atención por la historia y además por la portada, que es preciosa. La verdad es el final (aunque lo sepa) se me antoja tan triste y eso que no sé nada de lo que le ocurre.
    En fin, muchas gracias por la reseña y la recomendación!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Me sonaba por la película, pero no tenía demasiada curiosidad por leer el libro. Ahora sí *O*

    ResponderEliminar
  7. Sabía de la existencia de la película, pero no tenía ni idea de cual era su trama, como el reportaje novelado no es tema que me atraiga deamsiado, quizás me anime a ver la película, y si me convence, entonces puede que me lea el libro.

    Salu2 y nos leemos

    ResponderEliminar
  8. Lo leeré o veré la peli, no estoy muy segura de cual será el orden, pero me intriga.
    Una reseña genial, de esas que como te gusta tanto el libro haces que al leerla los demás también queramos leerlo^^.
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  9. Me encantó este libro, aunque la peli me gustó mucho más. Tenía sólo 14 años cuando lo leí y en algunas partes me pareció algo aburrido, pero en el fondo me parece un gran libro. Y la película es simplemente espectacular.

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.