11/11/10

Sombras

Sombras de Marta Rivera de la Cruz

Marta Rivera de la Cruz es la autora de Sombras, un libro juvenil fresco y ágil que llegó a nuestras librerías en octubre y a la mía en concreto el pasado sábado (gracias a Destino por hacérmelo llegar). Aquí me tenéis haciendo la reseña, de modo que como veis, es un libro muy, muy rápido de leer. Lo que le llaman una lectura ligera, sin calorías (aunque edulcorantes lleva demasiados para mi gusto, pero en fin...).

Historia:Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
Personajes: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
Estilo: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Ritmo: Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Opinión:Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic


¿Quién no ha oído la trillada frase ser adolescente no es fácil? Todos estamos de acuerdo en que no lo es, pero quizás al conocer la historia de Valeria Oriol nos replanteemos el concepto de difícil. Sus padres se acaban de separar, su ex mejor amiga y su exnovio están juntos y sufre acoso en el colegio. Por si eso fuera poco, se queda en coma tras lo que sus padres consideran que ha sido un evidente intento de suicidio. Bonita vida, ¿verdad?

Cualquiera querría empezar de nuevo en una situación así, de modo que Valeria no duda cuando, al salir del coma, su madre le propone mudarse a un pueblecito de montaña, Bline, para comenzar una nueva vida. Esperan encontrar el típico pueblo entre las montañas, acogedor y con poca gente, pero la realidad va más allá. Bline no es un pueblo, no, es una gran familia. Todos se conocen, todos se ayudan y todo lo hacen juntos. Aunque pueda resultar dulce, también hay quien lo encuentra demasiado empalagoso, como Víctor, un chico del colegio de Bline que no se siente muy a gusto en el pueblo, pero que no se puede ir porque su abuelo Áxel está enfrascado en una investigación acerca de unos crímenes cometidos ahí quince años atrás...

Valeria pronto traba amistad con Víctor, y también con Tara, una chica parlanchina y alocada. La protagonista de la historia intenta hacer lo posible por olvidar lo que sucedió y empezar de nuevo y hacer las cosas bien, pero un nuevo don, una secuela tal vez de su estado de coma, le impide ser y sentirse normal. Valeria tiene visiones de los recuerdos de la gente cuando los toca... algo que, desde luego, no resulta demasiado cómodo. Sin embargo, gracias a estas visiones, es capaz de conocer el lado oculto de algunas personas y resolver crímenes que se cerraron años atrás.

Así a grandes rasgos y sin spoilers, ésa sería la sinopsis. Es una historia como he dicho fresca y juvenil; tiene un gran ritmo narrativo que te impide dejar el libro (algo que es difícil en una novela sin separación por capítulos como es ésta). La trama es buena, pero tiene algún fallo. Al comenzar el libro, me encantó, pero a medida que iba avanzando, me iba decepcionando. Para empezar, hay dos "casos" a lo largo de la novela, pero no tienen relación alguna entre ellos, por lo que me ha dado la sensación de que el primer caso es una especie de ensayo de lo que será el segundo; o dicho de otra forma, paja. Aporta cosas a la novela, sobre todo cierto aire crítico, pero la cohesión en relación al global de la novela falla. Sin embargo, lo peor de la trama y la causa del amargo sabor de boca que me ha dejado Sombras, ha sido el final. Demasiado rápido, tanto que ni he tenido tiempo a saborearlo. Diría incluso que en un cierto aspecto era previsible, pero he leído unas cuantas reseñas en que decían lo contrario, de modo que me lo quedaré como una opinión más personal.

En cuanto a la narración, tiene un fallo que, de no haber existido, me habría hecho disfrutar mucho más la novela: la descripción. Apenas hay descripción, y aunque eso es una cuestión de gustos, yo realmente la he echado en falta. En lo referente a los personajes, están bien delimitados y sus carácteres bien formados, lo que los hace creíbles y reales; uno se puede sentir claramente identificado con ellos, especialmente con los adolescentes. Mis dos únicas pegas son que en algún caso cojean, como el abuelo de Víctor, a quien le faltan motivaciones reales para vivir en Bline; y que Valeria se refiere a algunos personajes nombrándolos con nombre y apellido: Lauro Olmeda, Álex Bicando, Víctor Bicand. Eso es muy personal, pero no puedo con eso. A mi gusto, le resta credibilidad. ¿Quién llama a conocidos más o menos cercanos por nombres y apellidos? (Ahora responderéis que muchos y tendré que callar...). Bueno... y el alto grado de previsibilidad de quién se enamora de quién, claro, pero eso ya creo que es una constante.

En definitiva, y aunque haya alzado las manos al cielo al leer el final (¿por qué, por qué, por qué?), Sombras es un libro que puede estar bien si buscas una lectura amena, fácil de leer y adictiva. Algo, en definitiva, para aligerar un poco el cerebro entre novelas más densas.



8 comentarios :

  1. A mí lo de el nombre y apellido no me resultó extraño, sobre todo teniendo en cuenta en qué momentos los utiliza. Siempre son momentos en los que quiere remarcar bien a la persona, como "ahí está Víctor Bicand", como si lo magnificara. (No sé si habrás visto la película "Prácticamente magia", pero me viene a la mente cuando Sally presenta a Angelo, que lo hace con nombre y apellido y con ese tono seductor, como si estuviera completamente colgada de él xD).
    Y lo contrario con Lauro, "ahí está Lauro Olmeda", como si lo despreciara.

    A mí el tono del libro me ha gustado mucho. Lo encuentro cercano y muy made in Spain xDD

    Pero la trama y que todo va super rápido y como resumido, sin entrar en detalles (y que luego te detallan cosas que no vienen a cuento, como la primera página), es cierto. Se notan las pocas páginas xD

    ResponderEliminar
  2. lo del nombre y el apellido a mí me gusta, en plan, cuando dice: a ti te aguanto lo que sea, Valeria Oriol... >3<
    me encaaaaantaaa! jajaja

    la verdad esq es un poquito insustancial el amor que hay, pero está muy bien!!

    Un besito bluetooth!!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy leyéndolo, espero terminarlo hoy, a ver si no se tuerce mucho... :S

    ResponderEliminar
  4. A mi tampoco me gusta lo de los nombres ya apellidos xD!
    No me he leído el libro, y creo que si alguna ves lo hago, será dentro de mucho mucho tiempo >.<
    Me ha gustado mucho la reseña Seleneee!
    Un beso blogosferico enormeeee!
    (Como se nota que me gusta alaargaaaar las letras xD!)

    ResponderEliminar
  5. Pues estoy en gran medida con tu opinión aunque no eché en falta las descripciones ni me eché las manos a la cabeza por el final. Previsible y lineal sí que es pero bueno al menos esperaba otro tipo de final para el malo y ahí me pilló con la guardia baja.

    ResponderEliminar
  6. Tiene buena pinta. Lo tengo apuntado para conseguirlo dentro de poco.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo me alegro de que no haya muchas descripciones, me aburren xD

    ¡Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  8. Pues con todo lo que estoy leyendo acerca de él, ya es mejor de lo que esperaba ^^ La verdad es que creo que me podría gustar :D
    Besos wapa!

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.