5/8/10

El ladrón del fuego, de Terry Deary

El ladrón del fuego
de Terry Deary

Prometeo ha robado el fuego de los dioses para entregárselo a los hombres, y por ello es castigado por Zeus. Una Furia lo encadena a una roca y le arranca el hígado cada noche como penitencia. Cuando consigue escapar, Zeus le propone un trato: si consigue encontrar a un solo héroe verdadero en toda la historia de la humanidad por la que él ha traicionado a los suyos, le perdonará. Prometeo se encogió de hombros y se sacudió de encima las cadenas rotas. «Tal vez no quiera esconderme en este mundo», murmuró.


Historia: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Personajes: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Estilo: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Ritmo: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Opinión: Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Cuando supe que este libro se publicaría me hizo mucha ilusión, porque trataba un tema que me apasiona: la  mitología griega. Encima la novela iba del mito de Prometeo, que es uno de mis favoritos. Para quien no lo sepa,  Prometeo era un titán que robó el fuego a los dioses y se lo entregó a los humanos (Zeus los había castigado sin él). Como venganza (ya sabéis que los dioses griegos eran muy vengativos) Zeus   castigó a Prometeo, encadenándolo al Cáucaso y haciendo que cada mañana un águila le comiera el hígado, que volvería a crecer cada noche debido a su inmortalidad.

Con esta base, El ladrón del fuego tenía todas las papeletas para encantarme. Y, si bien no ha sido exactamente lo que yo esperaba, lo cierto es que me ha gustado mucho. Hay que empezar a leerlo teniendo claro que el libro es infantil, porque si esperamos otra cosa saldremos decepcionados. Ahora bien, que sea infantil no es malo, y no significa que no lo pueda leer gente de más edad (como dije antes, a mí me gustó mucho). La historia comienza cuando Prometeo consigue liberarse de sus cadenas y Zeus lo descubre. Como todos sabemos los dioses son caprichosos, y Zeus el que más, así que decide hacer un trato con Prometeo: tendrá que encontrar un héroe de verdad entre los humanos por el cual merezca la pena haber robado el fuego. Y deberá tener cuidado, porque la Furia que le comía el hígado lo perseguirá.

Prometeo viaja en el tiempo y llega hasta la Inglaterra del siglo XIX, y es ahí donde conoce a Jim y a su no-tío Edward. No voy a hablar más de la trama, sino que voy a pasar directamente a la parte que más me gustó del libro. La historia la cuenta el mismo Jim, un huérfano, que como él mismo nos dice quiere ser escritor. Durante el primer tercio irá alternando las dos historias (la suya en el siglo XIX y la de Prometeo en el “amanecer de los tiempos”), hasta que éstas convergen. Y a lo largo de toda la novela nos encontramos con las notas a pie de página de Jim (son un montón), en las que nos va comentando lo que pasa de manera graciosa o, simplemente, nos explica por qué utiliza las técnicas para escribir que utiliza. Y la mayoría de las notas son divertidísimas y me han encantado.

Los personajes, en general, me han gustado, aunque no son lo mejor del libro. La verdad es que no están demasiado definidos y son un poco planos, pero cumplen su cometido. Algunos, como Zeus o el tío Edward, son divertidísimos, y tienen unos diálogos geniales. Cada vez que el tío Edward abre la boca acaba enredando al interlocutor con sus palabras, creando situaciones muy divertidas. 

Como ya habréis deducido, el punto clave del libro es el humor. La historia mola, claro, pero no esperéis algo súper épico que os deje con los ojos abiertos como platos. Lo que hace que el libro sea tan genial es la mezcla de una historia interesante con el humor. El resultado es muy original, y sin duda es una lectura bastante entretenida. ¿Lo recomiendo? Sí, sobre todo a aquellos a los que le guste la mitología griega, y si además les gusta el humor, mucho mejor.

Muchas gracias a Anaya por hacerme llegar el libro.
Y, para finalizar, tengo que concluir la reseña con un...

¡¡¡FELIZ ANIVERSARIO, SOÑADORA!!!

8 comentarios :

  1. Bueno, si la cosa está entretenidilla, tiene sus puntos de humor y encima mitología griega, supongo que para pasar el rato estará. A ver qué tal.

    ¡Y MIL GRACIAS POR LA FELICITACIÓOOOOOON! *o*

    ResponderEliminar
  2. Anda, pues tiene buena pinta... Tal vez lo pille cuando mesobre dinero y quiera pasar un buen rato, ya que a mi también me gusta mucho la mitología griega ^^

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, a mí me gustaría más si tuviera ese rollo épico, pero de todos modos parece que tienen muy buena pinta. Y las portadas me han enamorado xD
    A ver si le echo un vistazo!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Por la portada jamás me habría imaginado que fuera un libro infantil.

    ResponderEliminar
  5. Aclaracion: cuando digo infantil no me refiero a que el libro sea para niños de 7 años, sino a partir de 10-12. De todos modos, repito que se puede leer perfectamente a cualquier edad ^^

    ResponderEliminar
  6. A mí siempre me ha llamado la mitologia, pero no los libros históricos. Sin embargo, este, al contener humor está mucho mejor =D
    Besos, y felicidades a Bells!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo lo vi hace tiempo en la libraría (una vez, porque no lo he vuelto a ver xDDD es un libro fantasma... xD) y lei la sinopsis y me atrajo el libro pero lo vi muy infantil y se quedó en la tienda xD

    ResponderEliminar
  8. Me llamó mucho la atención por la portada y más al ver que tenía mitología (me encanta *__*) pero me esperaba precisamente lo que has dicho que no es. Preferiría que no fuese infantil, aunque quizá le de una oportunidad.

    ¡Saludos!

    PD: Una duda, en cuanto a que es de mitología y algo infantil... ¿se podría comparar con Percy Jackson?

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.