8/7/10

99 ataúdes, de David Wellington

99 ataúdes
de David Wellington

(99 coffins)

Traducción de Carles Andreu Saburit y María Riera Velasco

Después de haber amado 13 balas y del gran chasco que me llevé con Zombie Island, no quería hacerme muchas ilusiones con 99 ataúdes, segunda parte de 13 balas. Y tengo que decir que, por difícil que parezca, David Wellington me ha vuelto a sorprender. 99 ataúdes es tan genial como el primero, y como decía mi amiga Anabel Botella, ésta es una de las mejores sagas de vampiros que hay. Desde luego, para mí está en un nada despreciable segundo puesto, solo superada por las Crónicas vampíricas de Anne Rice.


Historia:
Personajes:
Ritmo:
Estilo:
Opinión:

En 13 balas conocíamos al agente especial Arkeley y a su ayudante, la agente Laura Dios Caxton. En 99 ataúdes, por el contrario, Arkeley pasa a un muy discreto segundo plano, y es Caxton la protagonista indiscutible. Han pasado muchas cosas desde lo sucedido en el primer libro: se ha estrenado una película titulada Colmillos, que nuestra protagonista apenas soporta, y Arkeley es apenas una sombra de lo que fue, pues luchar contra los vampiros le ha pasado factura.

La historia comienza cuando, en un yacimiento arqueológico, se descubren nada menos que 99 ataúdes, todos ellos ocupados por esqueletos de vampiros desprovistos de su corazón. Pero Laura sospecha algo... ¿Por qué 99 ataúdes? ¿Por qué no 100, que es un número redondo y más completo? No tardará en descubrir la respuesta, pues junto a esos 99 ataúdes intactos hay uno más, destrozado, en cuyo interior había un vampiro que ha resucitado.

Pero, aunque ese sea el único vampiro que ha resucitado, ¿seguirán los demás eternamente dormidos? No había corazones junto a los ataúdes, y sin ellos no pueden resucitar... Lo sorprendente es que, de repente, los ataúdes desaparecen. Pronto las intenciones del vampiro quedan claras: quiere formar un ejército, un ejército de nada menos que 100 vampiros. Ahora Laura tiene tan solo un día para encontrar los ataúdes, evacuar la ciudad y conseguir su propio ejército. Y si no encuentra los ataúdes, por la noche los vampiros despertarán... y correrá la sangre.

Mientras tanto, el autor nos va contando otra historia, que personalmente no me ha enganchado tanto, al menos durante la primera mtiad del libro. Mediante declaraciones, cartas e informes de guerra, iremos conociendo más cosas sobre el primer vampiro que escapó, cuyo pasado estuvo bastante entrelazado con el de nuestra vieja conocida, Justinia Malvern...

¿Qué más puedo decir? El ritmo de la novela, al igual que su predecesora, deja sin aliento, aunque quizás sea un pelín más lento en esta ocasión. Hay tensión en cada página, y una vez empiezas a leer es imposible parar. Los personajes siguen siendo geniales: conocemos mejor a la increíble Laura Caxton, que para mí ya es una diosa, y eso nos hará sufrir más y más con las situaciones cada vez más peligrosas en las que se mete. Arkeley, aunque ahora está convaleciente, sigue conservando esa chispa que lo hacía tan interesante en el primer libro. Y Justinia, la vampira... oh, Justinia. ¿Sería muy macabro decir que he acabado cogiéndole cariño?

Como ya habéis visto después de dos reseñas, estamos ante una saga más que recomendable, así que si os gustan los vampiros "de verdad" y los escritores que no se cortan cuando la escena necesita sangre o acción... esta es vuestra saga. Historia perfecta, personajes perfectos, escritura perfecta... ¿qué más se puede pedir? ¿Una protagonista que, lejos de ser una adolescente tontita en plena edad del pavo, también sea de armas tomar? Pues también la hay.


Y, por cierto... el 7 de septiembre de este mismo año se pone a la venta Balas de plata, la nueva novela del autor, que pasa esta vez de los vampiros a los hombres lobo. No sé vosotros, pero yo me muero de ganas.

Esperemos que Vampire Zero y 23 Hours, las dos partes restantes de la saga de Laura  Caxton, no tarden demasiado en llegar a España.


¡Muchas gracias a Minotauro por la novela!

14 comentarios :

  1. Me ha encantado la reseña. Laura es Dios. A mi chico tampoco le gustó mucho Zombie Planet, pero esta saga es de lo mejor que hay. Yo también le he cogido cariño a Justina. ¿Seremos macabros?

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la reseña, el libro tiene una pinta estupenda aunque no me llama y hay muchos por leer ;) besotes!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la reseña y tengo muchas ganas de leerlos, realmente quiero saber más !!!! kisses ^^

    ResponderEliminar
  4. Pues parece que esta saga está genial xD pensaba leerla peeero creo que no la leeré. Lei una cita en una reseña (crei que fue la tuya xD) y se me quitaron las ganas. Demasiado... sangriento xD

    ResponderEliminar
  5. Pues me habéis convencido; gustándome como me gustan los vampiros, ¿cómo me voy a perder esta saga? Estos libros prometen... :)

    Petons...!
    Laia, ja saps qui sóc, oi? ^^

    ResponderEliminar
  6. Le tengo muchas ganas y encima dices que está tannnnnn bien, habrá que pillarsela! :D

    ResponderEliminar
  7. La verdad, no creo que me los vaya a leer, pues los libros de vampiros no me convencen mucho. Además, ahora mismo estoy leyéndome uno y tengo una gran lista de libros que me quiero leer después de ese.

    Me gustaría que te pasaras por mi blog, ahí tienes un enlace con el nuevo vídeo que he subido a Youtube, llamado "a todos aquellos que han perdido un ser querido". Espero que te guste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No me he leído la reseña peor me he quedado con ese montón de alas. Hace poco leí la reseña de Anabel, que también lo ponía por las nubes, así que me animaré.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. No he leído el anterior, pero está en mi lista de pendientes, y no hace más que subir puestos con tanta buena crítica...

    Muchos besotes!

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que dan un poquito de miedo >.<

    ResponderEliminar
  11. este libro pinta genial :D lo quiero xD

    ResponderEliminar
  12. Si es que todos los de este autor pintan bien xDDD

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.