26/5/10

Zombie Island

Zombie Island
de David Wellington

(Monster Island)

Puntuación:


Se me hace bastante difícil hacer una reseña sobre un libro que me ha gustado tan poco, pero normalmente paso de reseñar los libros que no me han gustado y creo que ya va siendo hora.

Antes que nada, tengo que aclarar algo, y es que Zombie Island no es un mal libro. Si se lleva dos alitas es por una razón muy sencilla: me ha decepcionado mucho. Después de haber devorado y adorado 13 balas me esperaba algo al mismo nivel, pero no ha sido así. Por eso la novela no me ha gustado.

Zombie Island nos cuenta lo que pasa un mes después de un apocalipsis zombi en el que el mundo ha sucumbido a las hordas de no-muertos. La novela empieza contando dos historias paralelas, que después se unen y más tarde se vuelven a separar. Por un lado tenemos a Delkab, un inspector de armama cuya hija está en Somalia y que se une a un escuadrón de chicas adolescentes guerreras a lo Buffy que luchan contra los zombis. Y por otro tenemos a un personaje bastante interesante, llamado Gary Fleck, que es un estudiante de medicina y un medio-zombie.

¿Qué es esto de medio-zombie? Resulta que, como el señor Fleck era un pseudomédico, había descubierto que los zombis están atontados porque su cerebro muere antes de volver a la vida, y por tanto las neuronas también mueren. A nuestro amigo se le ocurre un modo de mantener el cerebro vivo cuando su cuerpo muere (sin comentarios), de modo que se acaba convirtiendo en el primer zombi inteligente del planeta. ¿Eso qué significa? Pues que mantiene todo su raciocinio, pero desarrolla un encantador interés por la consumición de moscas vivas y hamburguesas semicongeladas para conservar sus facultades.

Y poco más puedo contar, porque el libro me aburría y empecé a saltarme páginas hasta que finalmente lo abandoné, cosa que no hago desde hace años (cuando leí El tributo de la corte oscura también me salté muchas páginas, pero al menos llegué hasta el final).

Y os preguntaréis... ¿por qué digo que el libro no es malo? Porque la prosa es buena, el autor narra bastante bien y la historia quieras que no tiene su aquél. El problema es que los personajes me daban exactamente igual: cuando estaban en peligro, no me importaba lo que les pasara, ni que fueran a morir o no. Esto para mí es algo muy importante, ya que si no conecto con los personajes la historia pierde todo el interés por muy bien contada que esté. Y en este caso no empaticé con ninguno de ellos.

De todos modos, hay que tener en cuenta que esta es solo mi opinión (en otros sitios ponen la trilogía por las nubes, pero para gustos, colores). Me esperaba otro 13 balas, y como no fue así acabé muy decepcionado. No obstante, hay que tener en cuenta que esta es tan solo la primera novela del autor, y eso se nota. Pero el libro, insisto, no es malo. Si queréis probar a Wellington, os recomiendo encarecidamente 13 balas. Si no... no lo leáis a menos que seáis amantes de los zombis.

8 comentarios :

  1. Pues si me da por probarlo, lo haré antes que 13 balas, así no me decepcionará tanto xDD

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. A mi chico le pasó igual que a ti. 13 balas me gustó bastante, pero éste le dejó indiferente. En cambio se está leyendo una novela de Manuel Lodeiro sobre zombies que le ha gustado bastante y es también una trilogía.

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado con ganas de leerlo y todo xDDDDDDDD

    ResponderEliminar

¡Tu opinión es muy importante! No dudes en contarme qué te ha parecido esta entrada.